publicidad
El Cultural
Jueves, 24 de julio de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Comparte: Enviar a un amigo Enviar a un amigo
Compartir en Facebook Facebook
Compartir en Twitter Twitter


La papelera

por Juan Palomo

La paz perpetua de Juan Mayorga

  • 25/04/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Estreno de lujo ayer el del María Guerrero de Madrid. Todo bueno: el texto de Juan Mayorga, la dirección de José Luis Gómez y unos actores de sobresaliente. Y no era nada fácil. No es fácil, no, poner en escena un texto como el de La paz perpetua, de Mayorga, que ama a Kant, y en cuya piel se ha querido poner para saber cómo actuar ante uno de los males de nuestro tiempo: el terrorismo. Un texto profundo, espléndidamente interpretado, que no da un minuto de tregua a la tensión, ni en las tablas ni en el patio de butacas. Claro que luego hacía falta el talento de José Luis Gómez para ponerlo en pie. El público que asistió anoche a la representación supo que había visto una obra importante. Ojalá invite a la controversia


Incompatibles

  • 24/04/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Lo siento pero no, no se puede estar en misa y repicando, no se puede ser juez y parte, sobre todo cuando está en juego bastante más que un puñado de euros. Me explico: ni es de recibo que un ministro de Cultura se dedique a publicar tres o cuatro libros al año, o a escribir crítica literaria en un medio privado, o a presentar libros de amigos, con todo el aparato del Estado, ni es de recibo que el director general del Inaem, Juan Carlos Marset [en la imagen], pueda seguir figurando como editor de la revista Sybila, ni apadrinar el lanzamiento de su último número (esta misma semana). Eso es jugar con ventaja. ¿Se imaginan a cualquier otro ministro, o ministra, manteniendo su bufete, su agencia de viajes, su pastelería o cualquier otro negocio privado en sus ratos libres?



Si creían que con su muerte terminaba la leyenda de Norman Mailer, estaban muy equivocados: los nueve hijos del escritor, y amigos como Sean Penn o Don DeLillo, se reunieron en el Carnegie Hall de Nueva York para rendirle homenaje. No faltó nada, ni las imitaciones que Stephen Mailer, actor de profesión, hizo de su padre, ni una carta de Gönter Grass en la que el Nobel alemán proclama su admiración por “uno de los pocos escritores valientes”, “un colega y un amigo comprensivo y extremadamente generoso”. Con todo, lo mejor fue el relato que uno de los sobrino de Mailer hizo del último trago del autor de Los desnudos y los muertos: poco antes de morir, pidió tomarse una última copa de ron con naranja, y brindó con todos sus hijos. ¡Un brindis por una vida peleada hasta el fin!



Ayer mismo comenzó la Feria del Libro de Bogotá, una maravilla de curiosidad y vida, que pone fin al intenso año en que la ciudad colombiana ha sido Capital Mundial del Libro. Siempre nos quedará Bogotá 39, las cartas de la persistencia, el buen hacer de Ana Roda y ese calor literario que baja a diario desde Monserrate y todo lo impregna. Este año Japón es el país invitado de la Feria, al conmemorarse 100 años de relaciones entre Colombia y esa nación que colabora con proyectos culturales del país hace tres décadas, incluyendo el reciente Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas.



Aviso para navegantes: el plagio vía internet se ha hecho un arte. Si lo dudan pregunten en el periódico argentino La Nación, tras el escándalo causado por el mexicano Mario Bellatín, al que le habían encargado un artículo sobre Kabawata. Semanas después, el periódico era un clamor de cartas que denunciaban el plagio, y el propio escritor reconocía haber recurrido al “copypaste”. ¿Y en que consiste? En unir, en palabras del propio Bellatín “una serie de fragmentos que distintos críticos han hecho sobre mis libros... cambié la palabra bellatin y le puse kawabata, cambié el nombre de algunas obras y ya está... salió un artículo estupendo sobre kawabata, impecable en su verosimilitud y certeza, algo que, entre otras cosas, nos demuestra que sólo hay una palabra, que siempre se puede hablar sólo de lo mismo.... [...] creo que se trata de una reapropiación...” ¡Qué jeta! Y aquí seguimos hablando de homenajes, de intertextualidad...



Hay un hombre en España que lo hace todo. O por lo menos, todas las películas. Lo más curioso es que prácticamente nadie conoce su nombre aunque no será por falta de insistencia. El director catalán Salomón Shang estrenó en 2006 cuatro películas; en 2007, dos y en 2008 ya lleva dos (La zona de Tarkovsky y Puerh) y ya anuncia otra, Reencarnación. Todas tienen algo en común: se estrenan en una sola sala, en dos ciudades (Madrid y Barcelona) y apenas aguantan unos días en cartel. A esto se le llama tener más fe que el alcoyano. Claro que yo me pregunto por los criterios de la Generalitat catalana a la hora de subvencionar su cine, porque el pavo ha recibido ya demasiados miles de euros.



La historia discográfica del jazz cuenta con heroicos protagonistas pero pocos pueden presumir de una coherencia como la del productor alemán Manfren Eicher, fundador en 1969 de Edition Contemporary Music, para todo el mundo –especialmente para artistas como Keith Jarrett, o Jan Garbarek–, ECM. Les cuento esto porque el sello cumple ahora 40 años y para celebrarlo se edita Tocando el horizonte (Global Rhythm), de Paul Griffiths y Steve Lake (otro de los “ideólogos” de la compañía).


Microrrelatos

  • 17/04/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Pues sí, hoy toma las librerías el ángel de Ruiz Zafón, ya saben, su esperada novela después de la exitosa Sombra del viento. Y Planeta, su editora, se ha vuelto loca. De los nervios. ¿Será para tanto? El caso es que la semana pasada seguramente leyeron en estas páginas la primera entrevista que el escritor concedía para hablar de su novela secretísima. ¿Será para tanto? Ruiz Zafón contestaba desde Los ángeles las preguntas de Nuria Azancot. Pero se ve que a Planeta no le gustó que El Cultural se adelantara publicando cuando quiso la entrevista y en un alarde inquietante de dominio sobre el escritor, “robó” las respuestas de su cliente, las cosió y las envió el día anterior a las agencias (Efe y Europa Press), que las distribuyeron sin autoría para que todos pudieran publicarlas. ¿Será para tanto? El tiro por la culata, porque sólo se hizo eco (poco eco) un medio nacional, (Abc) que las publicó ¡firmadas! En fin, ojalá las malas prácticas de Planeta no ensucien El juego del ángel, al que deseo larga y buena vida.



Cada año, el Día del Libro llega más frenético. Este año me iré a Urueña (en Valladolid, para más señas), que tiene el noble título de ser la primera Villa del Libro con sede en España y que forma parte de la red internacional de ciudades-libro. Pues bien, este año además de dedicarse a la lectura se dedicará a la creación literaria, al apasionante ejercicio del microrrelato, y como no hay Goliat sin David pretende adelantarse a Madrid y Barcelona en los actos de celebración comenzando mañana sus actividades con la presencia, entre otros, de Luis Mateo Díez, Tomeo, Carmen Posadas, Martín-Garzo, Clara Sánchez y Merino. ¿Saben aquél de “Cuando despertó... el microrrelato todavía estaba allí”? Pues eso.



Está la ciudad de Córdoba reventona de versos para todos los gustos, a cuenta de Cosmopoética. Parece ser que el palestino Mahmud Darwix, que este año vuelve a ser la estrella de la megacita poética, ha publicado en su último libro, inédito en España, un desopilante relato de sus andanzas por la ciudad andaluza, el año anterior, con el Nobel Derek Walcott al que retrata presuntuoso e inculto. Lean estas perlas: “le pregunto a Derek Walcott, uno de mis poetas favoritos, si sabe algo de la poesía árabe, y no se disculpa cuando responde: No, nada en absoluto”. Y esta otra: “Rivalizamos tonteando con las cordobesas, y me preguntó: Si te gusta una mujer, ¿vas y le hablas? Le dije: Mi valor depende de su belleza... ¿Y tú? Dijo: A mí, si me gusta una mujer, es ella la que viene a mí. Le dije: Claro, tú eres ángel y demonio...”.



Y es que no hay Nobel que valga para Ian McEwan: la semana pasada no sólo logró que su última novela, Chesil Beach fuese elegida mejor libro del año por el jurado de los Galaxy British Book Awards, los Nibbies, considerados los Oscar del negocio editorial anglosajón, sino que él mismo obtuvo el premio al autor del año, derrotando a la Nobel Doris Lessing, a Martin Amis, Julian Barnes... Y para que se vea cómo está el mundillo editorial, quien logró el premio a toda una vida no fue tampoco Lessing, sino la inevitable J. K. Rowling, que en los últimos diez años no había sido nominada siquiera una vez por sus Harry Potter.



Es loable la intención de ángeles González Sinde, presidenta de la Academia, por defender lo suyo: el cine español. Lo cual no quita que, a veces, salga con argumentos curiosos. Como que hay una “gran presión” por parte de las inmobiliarias por convertir los cines, localizados en sitios “muy golosos” en grandes centros comerciales. En la era de la multisala empotrada en un mall a la americana y con el sector de la construcción sufriendo un parón, es dudoso que el problema del cine español tenga nada que ver con ello. Además, España sigue siendo el país de Europa con más salas por habitante, y si no que se lo pregunten a González Macho.



Cuando alguien quiere decir que una ópera está de cine para enfatizar lo mucho que le ha gustado ya puede hacerlo literalmente con la iniciativa de los Yelmo de Madrid, que a partir del 23 tiene pensado retransmitir óperas. En directo y en alta definición. Empezará con El barbero de Sevilla desde La Fenice veneciana. No le hará la competencia a los grandes, y a veces elitistas, coliseos españoles pero al menos la ópera llegará a más público y desde los principales teatros del mundo. Un lujo.


Una historia lenta

  • 10/04/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


No es que la Real Academia española se mueva, es que es un sinvivir de iniciativas: tras elegir a hace dos semanas a José María Merino y a José Luis Borau (¡enhorabuena, maestros!) para sustituir a Claudio Guillén y Fernán Gómez como nuevos miembros, me cuentan que Javier Marías lee el próximo 27 de abril su discurso de ingreso, y que habrá que esperar hasta primeros de junio para escuchar el de Darío Villanueva, que va de cine y promete, aunque sus cómplices no quieran adelantar nada.



Los que sí comienzan a adelantar sus planes son los responsables de la III Noche de los Libros: será, claro, el 23 de abril, y contará con 123 librerías madrileñas, que permanecerán abiertas hasta medianoche para ser punto de encuentro de 350 escritores de vario pelaje –ya saben, ficción-no ficción, río, fragmentados– como Luis Mateo Díez, Mendicutti, Lorenzo Silva, Luisa Castro, Prada o Molina Foix, cineastas como álex de la Iglesia y Julio Medem y otras muchas especies que cogerán el AVE, ida y vuelta, para firmar por la mañana en las Ramblas y quemar la noche en la calle de Alcalá. Con dos estrellas a destacar: el siempre peligroso Michel Houellebecq, y la incombustible Patti Smith.



Nocilla Experience no es una novela al uso así que ¿por qué debiera presentarse con la comilona / rueda de prensa al uso? El Día del Libro, los de Alfaguara van a liar una buena. Han preparado una presentación/fiesta/concierto cuya invitación ha difundido con un gran mailing electrónico el propio Fernández Mallo. Animarán el sarao dos de los grupos poperos del momento: La Costa Brava y Señor Chinarro, del que el autor es grupi declarado. ¿Y cómo se apunta uno a la fiesta? Pues al estilo discotequero. No hay más que contarle al bueno de Agustín con cuánta gente te acercas a La Casa Encendida de Madrid con esa fórmula que conoce cualquier portero de garito, pub o similar: “Juan Palomo +2”.



Parece seguro ya que el mejor tenor de todos los tiempos, Plácido Domingo, va a ser la estrella (con permiso del Papa) de la misa que Benedicto XVI oficiará en un estadio de Washington el 17 de abril durante su primera visita como pontífice a Estados Unidos. Domingo interpretará el Panis Angelicus de Cesar Franck, mientras la mezzo soprano Denyce Graves cantará We Are One in the Spirit. El puertorriqueño José Feliciano cantará también en la misa del 20 de abril, último día de la gira papal.



Los estudios de rodaje la Ciudad de la Luz de Alicante tienen a media Europa en vilo. Les cuento. La Unión Europea está estudiando la legalidad de las subvenciones que la Generalitat valenciana ha dado a estos estudios por lo que peligra la buena marcha del proyecto. Cuestiones burocráticas, sí, pero de momento el director francés Luc Besson, que se encuentra en plena fase de construcción de sus faraónicos estudios La Cité du Cinéma, ha recurrido a la financiación privada para evitar un desenlace similar, o sea la posibilidad de que le cierren el chiringuito nada más nacer. El caso es que los estudios se está poniendo de moda. Madrid está en ello y rumanos y alemanes, me cuentan mis fuentes en Los ángeles, están haciendo agresivas campañas en Hollywood para atraer rodajes de películas a sus respectivas ciudades.



La correspondencia entre escritores nos cuenta muchas veces más que sus propios libros. Recuerdo, por ejemplo, las de Octavio Paz, Barral, Delibes, Cernuda, Juan Ramón, por supuesto... Estos días se planta sigilosamente en las librerías el libro que Jacinta Cremades ha preparado sobre la correspondencia entre Jorge Guillén y el hispanista francés y también poeta Jean Cassou. Se lo aconsejo. El alma de aquel tiempo perfectamente dibujada. Escribe Guillén, por ejemplo, “lo de España es como si no tuviese remedio. Tú crees en el ‘hombre español’, yo también, a pesar de todo. Pero qué lenta es a veces la historia”



La Pasión de Cristo sigue generando polémica cuatro años después de su estreno. El guionista de la película, Benedict Fitzgerald, dice que Mel Gibson lo engañó diciéndole que el presupuesto era de entre 4 y 7 millones de dólares cuando, al parecer, costó 25. De momento, el australiano ha pedido al juez que todas las cifras del filme permanezcan en secreto. Y es que el protagonista de Arma Letal, como productor, podría haber ganado más de 300 millones de dólares... No suena muy cristiano.


Visto para sentencia

  • 03/04/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Considerando que el Festival Hay, que se celebra desde 1988 en Gales y desde 2006 en Cartagena de Indias, es calificado por gentes como el ex presidente Clinton como “el Woodstock de la mente”, por la cantidad y calidad de las primeras figuras de la cultura que ha reunido estos veinte años... Considerando además que, también desde 2006, se celebra en Segovia el Festival y, a partir de hoy mismo, en Granada, ¿puede alguien explicar quién es el responsable de la elección de los participantes de los Hay hispanos? ¿Tan pobre es nuestro panorama cultural? No es por señalar, pero el 27 de septiembre de 2007 inauguró el II Hay de Segovia Almudena Grandes, que habló con Iñaki Gabilondo sobre El corazón helado. La escritora repite mañana, aunque con Paul Preston. Más: en Segovia , Juan Cruz conversó con Julio Llamazares, y en Granada, participa en el homenaje a Francisco Ayala que abre el Festival y conversa el sábado con Jon Lee Anderson. Ese mismo día Luis García Montero participa en una charla con Sabina, y el domingo en un recital de poesía donde los otros poetas españoles invitados son Fernando Valverde, Daniel Rodríguez (directores del Festival Internacional de Poesía de Granada) y Luis Antonio de Villena... Que García Montero sea hermano del concejal de Cultura de Granada es sólo azar... ¿Seguimos?



Me cuentan que el implacable Rafael Reig publica este abril Visto para sentencia (Caballo de Troya), en el que reúne las sentencias que dictó (con gran éxito, por cierto) en estas páginas así como veinte post, muy crueles, extraídos de su blog, sobre sus víctimas favoritas (Pérez-Reverte, Millás, etc). El prólogo sobre la crítica en España tampoco tiene desperdicio pero lo mejor está por venir, ya que Reig está rematando una novela que le encargaron unos árabes, que se lo llevaron un mes al desierto para que se documentara y cocinase una intriga a vueltas con el espionaje internacional. Cómo sería, que el propio Reig reconoce que la prehistoria del libro supera en intriga a la novela.



Parece que la preocupación por la crisis medioambiental de nuestro planeta empieza a ser algo más que una moda. Vean si no el éxito en taquilla de Tierra (de Alastair Fothergill y Mark Linfield) con casi dos millones de euros de recaudación y 350 mil espectadores. Un éxito que se ve ahora confirmado con la edición en DVD y que hay que atribuírselo a Wanda y Cameo. En una semana, más de 15.000 copias vendidas. No es que le haga la competencia a Al Gore pero la belleza de sus imágenes conciencian más del problema que todos los gráficos del ex vicepresidente estadounidense. Por contra, me dicen que Vértigo, la distribuidora que ha traído a España en los últimos años películas como Amélie, In this World, Ciudad de Dios o La escafandra y la mariposa está atravesando una situación financiera muy muy delicada.



Megaproducción teatral al estilo del Madrid de Samuel Bronston o del Mérida de Tamayo. Casi un centenar de actores va a tener a sus órdenes Pérez de la Fuente para montar los Episodios Nacionales de Galdós. No, no se asusten, no serán todos, sólo algunos elegidos y en los que ya trabaja Jerónimo López Mozo para su adaptación teatral.



Abril comienza literariamente calentito y vengador. La cubana Zoé Valdés se embarca en La ficción Fidel (Planeta) para desenmascarar a Castro como “el más grande especialista de marketing que ha dado la historia contemporánea”. Nada que ver con Piratas del Caribe. El eje de la esperanza, de Tariq Ali (Foca), a mayor gloria de Castro, Hugo Chaves y Evo Morales, que casi alcanza la hagiografía desmedida de Ramonet sobre el dictador cubano. Un ejemplo: “¿saben por qué no se retiró Fidel como hizo Nelson Mandela? [...] porque, como Bolívar, él piensa en continentes, no en saldos bancarios?” ¡Qué miedo de demagogia! ¿no?



Francis Ford Coppola no sólo rodará su próxima película, Tetro, en los estudios de la Ciudad de la Luz de Alicante a mediados de mayo. La película también tendrá producción española ya que Tornasol, comandada por José Antonio Félez, compartirá con la italiana BIM Distribuizone esta tarea. Coppola define su trabajo como “una película pequeña, independiente y personal”. Cuesta unos 12 millones de euros. Con ese presupuesto, en España recibiría el nombre de superproducción.



publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.