publicidad
El Cultural
Martes, 23 de septiembre de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Comparte: Enviar a un amigo Enviar a un amigo
Compartir en Facebook Facebook
Compartir en Twitter Twitter


La papelera

por Juan Palomo

De bailes y recortes

  • 29/04/2011
  • Imprimir
  • Enviar correo


No doy crédito con la Fundación Antoni Tàpies de Barcelona. ¿Dónde quedaron sus años dorados como museo de referencia? Indudablemente, lejos. Después de gastarse 8.200.000 euros (de las instituciones, claro) en remodelar el edificio y abrirlo de nuevo hace un año, vienen ahora con recortes laborales y despidos impetuosos. Por no hablar de la insulsa programación. Ya entiendo por qué Miquel Tàpies, hijo menor del pintor y director de la Fundación, dijera el otro día que prefería ir a una conferencia de Etienne Balibar, el filósofo marxista, antes que manifestarse contra los recortes en cultura. Es lo que tiene ser beneficiario de unos buenos derechos de autor.

Más protagonista que nunca. Yo lo que quiero es bailar dirá Concha Velasco en su próximo espectáculo, un musical sobre su propia vida que le está escribiendo José María Pou a su medida, jalonado de amores y triunfos profesionales. Una especie de biopic escénico. Pou, un hiperactivo de cuidado, piensa enlazar un estreno tras otro. Abrirá temporada en Madrid con una exitosa comedia de la americana Sara Ruhl: The vibrator place o In the Next Room. En el reparto, Maribel Verdú, Aitana Sánchez Gijón, Raúl Arévalo, Beatriz Santana y más.

Está visto: no hay libro ni autor bestsellero que se precie que no acabe regalando a sus lectores más especiales sus melodías favoritas en ediciones exclusivas. Comenzó Ruiz Zafón con la música que había escuchado o interpretado al piano mientras escribía La sombra del viento, en edición de coleccionista; ahora Plaza & Janés regala la de Dime quién soy, de Julia Navarro, con la peculiaridad de que prohibe su reproducción pero no indica el nombre de sus intérpretes (¿qué dirá la SGAE?), y Tusquets ofrece Amor y susurros, banda sonora de las novelas de John Conolly, con versiones de Nancy Sinatra, Emma Pollock, Shack... No sé si atreverme a escuchar este último CD, por si la sangre acaba salpicando las paredes, o los gritos asustan a los vecinos...

Hay que reconocerle a Javier Rebollo su capacidad para introducir el enigma en los títulos de sus películas. Ya está rodando en Argentina su tercer largometraje, bajo el título La muerte y ser feliz, que es la historia de un asesino a sueldo interpretado por José Sacristán, en su regreso a la gran pantalla después de varios años alejado de ella. Conocida la cinefilia de Rebollo, apuesto a que este drama noir estará más cerca de las películas de Jean-Pierre Melville y Seijun Suzuki que de las de Don Siegel. El rodaje terminará en mayo en Barcelona.

Últimas y buenísimas noticias del escritor Juan Gracia Armendáriz, tantos años atado a la maquina y felizmente trasplantado de riñón. “Me han quitado la sonda: he recuperado el placer de una interminable y gloriosa meada. Me encuentro muy bien tras una noche de sueño profundo y apacible. Por primera vez, sin pesadillas. Veo en el espejo un rostro que ya había olvidado”. Qué alegría, Juan.


Los días del libro

  • 22/04/2011
  • Imprimir
  • Enviar correo


La celebración del Día del Libro, mañana 23 de abril, se ha convertido en lo que siempre debió ser, una fiesta desordenada y feliz: en Cataluña los libreros mantienen la fecha, aunque sea Sábado Santo; en Andalucía y Madrid se traslada al 27, con la entrega del Cervantes, y la Noche de los Libros. En Zaragoza los libreros adelantaron la fecha al Domingo de Ramos, 17 de abril; en Galicia se celebraron actos el 10, el 14, el 20 y el 22; en Valencia, la semana pasada y así, cada cual ha hecho de su capa librera un sayo festivo, añadiendo algo más de confusión a un panorama esperpéntico con éxitos fulgurantes, como los 200.000 ejemplares en tres semanas de Hessel, y fracasos como los de esa benemérita editorial que el pasado mes facturó 56 euros.

Hay quien dice que todos llevamos en nuestro interior un juez, un ladrón y un censor, y la lista de los libros que los lectores estadounidenses prohibirían lo confirma. Que sea el más odiado un libro infantil sobre una pareja de pingüinos que adoptan un huevo da que pensar. Y que el tercero sea Un mundo feliz, de Huxley, aún más. No quiero, sin embargo, caer en lo más fácil, ahora que tanto nos gustan las hogueras bienpensantes. ¿Qué prohibiría usted? ¿La apología de la violencia de cualquier género, ya sea política, familiar, racial? Farenheit 451 está más cerca de lo que pensamos.

En las últimas semanas se han nombrado a los nuevos directores del Ballet Nacional de España (BNE) y de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), Antonio Najarro y Helena Pimenta. Ha dicho la ministra Sinde que han sido seleccionados mediante un “proceso abierto y transparente”. No es cierto. Si lo fuera, el Ministerio publicitaría los proyectos ganadores e, incluso, por qué no, los seleccionados y que finalmente no ganaron. No se trata de conocer el color de la ropa interior de los candidatos, sino las ideas que les han hecho merecedores de ser los elegidos o no. No llamemos “concurso”lo que simplemente es un “proceso de selección”?

La película [REC] y su secuela [REC] 2 son de los pocos ejemplos en los que el cine español ha sabido adaptar un género norteamericano (el slasher) a nuestra singularidad nacional. También han sido de las pocas películas que, con su brillante empleo de la narración subjetiva, ha logrado gustar a crítica y público. Después de convocar a más de dos millones de espectadores (cifra inusual para un producto tan específico), Filmax vuelve a la carga con la tercera parte. [REC] 3 Génesis ya ha comenzado su rodaje en Barcelona, si bien esta vez Paco Plaza dirige el filme en solitario, sin la compañía de Balagueró.

No sé si están enganchados a twitter, pero yo estoy a punto de apearme, que los tweets que el vacuo Álex de la Iglesia derrama al día me han derrotado. No es extraño que con esa actividad frenética renunciase a la Academia de Cine y tardase tanto en rodar su último filme.


Rumores y certezas

  • 15/04/2011
  • Imprimir
  • Enviar correo


Primero fue un rumor; luego, una certeza, pero las causas por las que Belén Gopegui abandona su sello de siempre, Anagrama, para publicar en mayo su próxima novela, aún sin título, en Mondadori, seguían siendo un misterio. Se llegó a hablar incluso de peleas y de dinero, pero no, me confirman que todo parte de que ni la nueva Anagrama/Feltrinelli ni Mondadori siguen siendo las mismas. La escritora, eso sí, mantiene intactos su respeto, cariño y admiración por Herralde, y la siguiente novela podría volver a casa (o ir a cualquier otro sello).

A la iniciativa solidaria de Universal con el recopilatorio Music for Japan, que abre John Lennon y cierra Norah Jones, EMI ha contestado con una subasta para recaudar fondos para la Cruz Roja que incluye un MacBook usado de David Guetta, el kimono de Angela Gheorghiu de su última Madame Butterfly, la chaqueta con la que Chris Martin paseó los éxitos del Viva la vida que tanto inspira al dream team de Guardiola o un lienzo de Tiziano Ferro. Fetichismo y buena voluntad para no olvidar lo que ya no sale por la tele.

La crisis, ay, hace extraños compañeros de viaje. Suma de Letras, el sello más modernete de Prisa, lanza una novela de César Vidal, que la pela es la pela. ¿Le harán entrevistas en los medios del grupo, como suelen? ¿Se oirá su voz en la SER? ¿Logrará asomarse a Babelia? Ya les contaré, pero esa historia sí que promete ser un bestseller.

Al editor Rafael Borrás se le encaró indignado un autor al que le había rechazado un manuscrito: “- ¿Usted qué se ha pensado? ¿Qué autoridad tiene para juzgar si es obra mía es buena o mala o regular? -Ninguna autoridad, señor Pedrolo, excepto la que usted me ha otorgado al someterla a mi consideración”. Lo anterior es un ejemplo de la jugosa serie de anécdotas sobre el rechazo editorial que el lector disfrutará en Éxito (Trama, 2011), de Íñigo García Ureta. Hay sabrosas historias clásicas de rechazos luego triunfales -Proust, Orwell, Kennedy Toole, Ballard-, pero mi preferida es la de Dublineses, de Joyce, rechazado 22 veces. Cuando al fin salió a la luz en 1914, relató el autor: “un individuo en verdad amable compró toda la edición e hizo que la quemaran en Dublín, en un novedoso y privado auto de fe”.

Hizo una película de televisión y un cortometraje en el camino, pero desde su debut con Nadie conoce a nadie (¡hace ya doce años!), Mateo Gil, guionista y colaborador de Amenábar, no había regresado a la gran pantalla. Ahora ha completado su segundo largo, Blackthorn, un western rodado en inglés y en Bolivia, que será una especie de secuela de Dos hombres y un destino (1969). Gil y el guionista Miguel Barrios reescriben la leyenda para estirar sus vidas como forajidos en el salvaje oeste. En el reparto, Sam Shepard (en la piel de Butch, al que dio vida Paul Newman), Stephen Rea, Eduardo Noriega... ¿La veremos en Cannes, en Venecia, en San Sebastián...?


Alabardas

  • 08/04/2011
  • Imprimir
  • Enviar correo


Un año después de la muerte de Saramago, su viuda, Pilar del Río, se ha ido a México para soltar la bomba y descubrir que existe un texto inédito del Nobel portugués sobre el negocio del tráfico internacional de armas y su repercusión en la vida cotidiana de los países más pobres y castigados por la violencia. En realidad, era el comienzo de una nueva novela, Alabardas, alabardas, espingardas, espingardas, y no sabe cuándo verá la luz, ahora que “ya no tenemos prisa, porque desafortunadamente el tiempo para Saramago se acabó. Lo que queremos es hacerlo bien”. ¿Serán sus editores tan generosos con su tiempo?

Libro curioso éste que acaba de publicar Steve Turner sobre la historia de los ocho músicos del Titanic que permanecieron en la cubierta hasta el hundimiento del trasatlántico. Se llama The Band that Played on, y en una entrevista con el Sunday Mirror, Turner asegura haber localizado, 99 años después, el violín de Wallace Hartley, director de aquella heroica orquesta. El instrumento, que ha sido restaurado por un equipo de lutiers, ha pasado ya a una importante casa de subastas, que pedirá por él, dicen, un millón de libras. Con bastante menos, Antena 3 participará en una miniserie sobre el Titanic, que dirigirá Julian Fellowes, el creador de la exitosa Downton Abbey.

Ariel Goldenberg comparece una vez al año ante la prensa para presentar el Festival de Otoño en Primavera. Entra dentro de lo previsible que los periodistas le pregunten por el número de espectadores que fueron el pasado año. Pero no, el director no tiene a mano ese dato, ni siquiera lo ve relevante. Le basta con repetir que es un éxito y todos le debemos creer a pies juntillas. Hay que ver qué matrimonio tan estable mantienen el director del Festival y los mandamases de la Comunidad de Madrid, doce años dura ya. Demasiado.

Sigo con festivales porque Jonathan Mills, que dirige el de Edimburgo, va a reunir este verano en la capital escocesa lo mejor de la escena asiática interpretando composiciones y obras de maestros europeos. Uno de estas producciones es la adaptación de la novela de Murakami, Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, por Stephen Earnhart y Greg Pierce , que representan con un elenco de artistas orientales y en la que mezclan marionetas, música, danza y cine.

Mientras Murcia ha decidido ahorrarse los costes de Venecia y no acudir a la Bienal con espacio propio, la Generalitat catalana ha anunciado ya que destina 750.000 euros al pabellón catalán/balear de la Bienal de Venecia. 450.000 son para la producción de la pieza de la artista invitada, Mabel Palacín, que ya está bien. El resto me malicio que se lo llevarán los viajes y divertimentos por la ciudad de políticos y cosas así. Del presupuesto del pabellón de España, el de Dora García, todavía no hay noticia, pero en 2009 fue de 800.000 euros (algo menos que la exposición catalana de aquel año).


Adiós a las élites

  • 01/04/2011
  • Imprimir
  • Enviar correo


Ceremonia hermosa la investidura de José Luis Gómez como doctor Honoris causa, e importante para los teatreros, pues era la primera vez que un cómico entraba así en la Complutense, y la segunda en la historia de la universidad española (primero fue Paco Rabal, por la Universidad de Murcia). Impecable laudatio la del catedrático Javier Huerta, y emocionante e inteligente el discurso de Gómez. Pero llegó el rector Carlos Berzosa dispuesto a improvisar (escribir un discurso lleva su trabajo) y puso un broche mitinero, personalista y pobretón al acto. No estuvo a la altura. Muchos lo pensaron pero no todos lo reconocieron. Le llaman el gurú de las audiencias. El trabajo de David Brownlee consiste en involucrar a la gente para que se interese por las artes. “La cultura de ‘grandes artistas' para una minoría elitista se ha terminado” leo en una entrevista en elcultural.es. Y dice más: “Las Artes solo deben ser subvencionadas si son innovadoras”. Este Brownlee lanzó hace seis meses en el Reino Unido la campaña I Value The Arts y esta semana llega a Madrid para impartir un taller en el que explicará algunas de sus fórmulas “mágicas” para ganar adeptos a la cultura.

Rosa Torres-Pardo y Ana Belén comparten escenario y lo llenan de poesía y música. El jueves próximo estarán en el Teatro Arriaga de Bilbao. Allí mismo, hace un año, la pianista acompañó a Lola Greco en un espectáculo de baile y sonidos albenicianos. Después irán a Galicia, Madrid y varias plazas de Andalucía con su Música callada, que pone en escena José Carlos Plaza. La pianista, me aseguran, tiene ya el veneno del flamenco entre sus dedos y quiere ver, escuchar, saber más. El poeta Caballero Bonald anda dispuesto a enseñarle.

Ya sabemos de la debilidad de Hollywood por las leyendas vivientes. Y una de ellas, ahora que va a echar el cierre, es el restaurante Bulli de Ferrán Adrià. El mismísimo productor de Titanic, Jeff Kleeman, llevará a la pantalla una película sobre el famoso chef español y su templo de la alta cocina, que será una adaptación del libro A Season in The Kitchen at Ferrán Adrià's El Bulli, la crónica periodística de la corresponsal del “Time” en España Lisa Abend, que realizó tras seis meses compartiendo vida con el cocinero y sus ayudantes. Adrià, por supuesto, está encantado con la idea. ¿Parecidos razonables ? Paul Giamatti, Billy Crystal, Elias Koteas... O mejor: ¡Bruce Willis!

Los organizadores del Salón del Cómic de Barcelona, cita clave del noveno arte en España y una de las más importantes del panorama mundial, que se celebra del 14 al 17 próximos, han mostrado sus buenos reflejos al introducir en su programa un espacio solidario dedicado al manga japonés. Una exposición de dibujos de mangakas españoles homenajeará al castigado país. Habrá libro de condolencias, talleres de manga y origami y la presencia de Marc Bernabé, escritor y traductor de japonés que ha vivido en persona la tragedia.



publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.