publicidad
El Cultural
Viernes, 28 de noviembre de 2014 | Actualización continua
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Comparte: Enviar a un amigo Enviar a un amigo
Compartir en Facebook Facebook
Compartir en Twitter Twitter


La papelera

por Juan Palomo

En campaña

  • 27/08/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Lo siento pero no, no puedo con él, y eso que me conmovió con su Bowling for Colombine, el espeluzante documental sobre una matanza de estudiantes en un colegio estadounidense.
Se me hace muy pesado Michael Moore, qué le voy a hacer, pero no porque ahora sepa que muchos de sus seudodocumentales son eso, seudos, con mucho de ficción.


Lo que me mata es su manía de decirnos qué debemos pensar, su faceta de telepredicador político que le lleva a organizar foros y publicar incansables soflamas.


Porque la América de Moore es de lo más primario: un inmenso continente de buenos (él y los que piensan como él) y malos (todos los demás). Y aunque en algunos aspectos no le falte razón (impuestos, seguridad social), sus análisis rezuman excesiva demagogia sin matices ni apenas reflexión.


Y como muestra, un botón: ayer lanzó en Estados Unidos su último libro, Mike's Election Guide, que verá la luz en España en octubre con el título de Mike for president (Temas de Hoy). Como es fácil imaginar, Moore va a degöello. No se salva nadie.


Los medios importantes, por ahora, no saben, no contestan, abrumados quizá por preguntas como “¿Por qué debemos arrestar a los señores Bush y Cheney por los crímenes que han cometido, tan pronto como abandonen la Casa Blanca, el 20 de enero de 2009?” O “La verdadera historia de McCain en Vietnam, y por qué nadie se atreve a contar toda la verdad”.


A fin de cuentas, Moore intenta que los demócratas arrasen en las próximas elecciones. Y yo ahí no puedo votar.


Otra vez en la papelera

  • 25/08/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Sí, vivir es ver volver... incluso a mí mismo, a mi palomar, abandonado a finales de julio para perseguir de incógnito a autores y editores en este ferragosto que apura sus últimos ardores:
Y vuelvo más perplejo que nunca, cargado de dudas que espero que alguno de vosotros, cuando abandonéis el chiringuito o la caravana, podáis contestarme...:



1. ¿Por qué tras la muerte de Solzhenitsyn la mayoría de los artículos y las crónicas de televisión de España aseguraban que tras la publicación de su Archipiélago Gulag logró el apoyo de los creadores del mundo? Si los intelectuales, sobre todos los europeos y más aún los españoles, pero también la izquierda exquisita americana, le consideraron un locuelo, un vendido!!!
Por no decir que para muchos de los nuestros todavía no ha caído el Muro de Berlín, y las masacres de Stalin son mera propaganda.



2. ¿Cómo es posible que Javier Marías, siempre tan exquisito, rompa su distanciamiento con los mortales para patalear porque no le hacen caso con su editorial Reino de Redonda?
Hombre de Dios, se ve que estar tanto tiempo en el Olimpo te ha vuelto sordo:
verás, Javier, es muy fácil: manda los libros, no me refiero a los periódicos, también a las librerías. Y mejor aún, publica algo más que reediciones, y ya verás qué caso te hacen. Que están deseándolo, puedes creerme.



3. ¿Será verdad que los policías que custodiaron a Salman Rusdhie los años de la fatwa han intentado publicar un libro sobre el escritor lleno de anécdotas falsas? Porque según The Guardian, el autor protestó al leer un adelanto y los biógrafos han tenido que corregir los datos que le retrataban como insoportable y arrogante.



publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.